Relaciones Sexuales en Mujeres Embarazadas

La mayoría de las mujeres embarazadas tienen aumentado su interés sexual a partir del segundo trimestre, como consecuencia del aumento de la turgencia pélvica.  El orgasmo es más fácil de obtener durante ese tiempo, aún en mujeres previamente no orgásmicas.  Aunque es posible que la frecuencia del coito no esté aumentada por temor a provocar daño al embarazo, lo cual explica porqué la mayoría de las mujeres manifiestan una disminución en la frecuencia del contacto sexual, particularmente durante el embarazo temprano y tardío.   Las parejas deben recibir seguridades  de que el cambio es temporal  y probablemente no persistirá.  La disminución de la libido del varón durante el embarazo se debe frecuentemente al sentimiento inconsciente de que una mujer embarazada es un objeto inadecuado de deseo sexual; en estos casos el hombre no se queja y gasta su energía  sexual en actividades atléticas o de otro tipo.  Algunos hombres pueden pensar que el coito pone el riesgo el embarazo. Excepto por la presencia de hemorragia vaginal, cólico, incompetencia cervical o vaginitis; se puede asegurar a la pareja que el coito  no es perjudicial.   Generalmente se ha aceptado que la mujer embarazada y sin complicaciones puede mantener relaciones sexuales hasta la semana 36 de gestación, es decir faltando 4 semanas antes del parto. El médico debe explicar claramente los riesgos vs. beneficios de las relaciones sexuales durante el embarazo, especialmente durante la etapa inicial y final   Estudios realizados determinaron que se presenta bradicardia fetal transitoria con el  incremento de la tensión uterina durante el orgasmo materno, ya sea este inducido por vía vulvar o vaginal  a las 39 semanas de gestación.  Además se presentaron contracciones uterinas dolorosas que  desaparecieron 15 minutos después  del último orgasmo.  También se reportó que las mujeres  de más de 32 semanas de embarazo y que tuvieron orgasmos, presentaron mayor incidencia de partos prematuros; adicionalmente, en las mujeres que se mantuvieron sexualmente activas hasta el final del embarazo, se demostró una alta incidencia de  distares fetal.  

Investigaciones  sobre el embarazo de mujeres que mantuvieron relaciones sexuales una o más veces por semana  en el último mes, reportó  infecciones del fluido amniótico y mortalidad perinatal.

Distintas posiciones

A medida que su vientre se hace más grande, las relaciones sexuales pueden empezar a ser incómodas. Evite mucha presión sobre su vientre durante los últimos meses. Además, la penetración profunda del pene de su durante el sexo puede causarle dolor. Para mayor comodidad, pruebe las siguientes posiciones:

  • mujer arriba
  • el hombre mirando la espalda de la mujer
  • acostados lado a lado.

Limitaciones

En algunos casos su profesional médico le puede aconsejar que limite o evite el sexo durante el embarazo. Por ejemplo, le puede recomendar que evite las relaciones sexuales si tiene:

  • antecedentes o amenaza de aborto, trabajo de parto prematuro o parto prematuro (antes de las 37 semanas)
  • cólicos o sangrado vaginal
  • infección
  • dolor durante el coito
  • pérdida de líquido o rotura de la bolsa de agua
  • complicaciones del embarazo, como una placenta previa.

Muchas mujeres embarazadas tienen breves cólicos después del coito. A veces pueden sangrar después del coito. Los cólicos o el sangrado deben parar apenas se recueste. Si los cólicos o el sangrado empeoran o no paran, llame a su profesional médico. Llámelo también si piensa que se le rompió la bolsa de agua. En estos casos, no vuelva a tener relaciones sexuales hasta que la vea su profesional médico.

Precauciones

Si tiene sexo oral, recuerde que no se debe soplar aire en la vagina. Esto puede causar que se forme una burbuja de aire en el torrente sanguíneo que puede ser fatal para usted y su bebé. Independientemente de la forma de expresión sexual que utilice, es importante que tenga sólo un compañero sexual, y que a su vez éste no tenga relaciones sexuales con ninguna otra persona. Las mujeres que tienen más de un compañero sexual corren un riesgo mayor de contraer una infección. Las enfermedades transmitidas sexualmente son peligrosas tanto para usted como para su bebé.  No se recomienda:En las dos últimas semanas de embarazo se recomienda no tener relaciones sexuales ya que puede aumentar el riesgo de rotura de la bolsa amniótica y elevar el riesgo de infección. Tampoco es cierto que el parto se adelante por mantener relaciones sexuales.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: